FANDOM


El despertar del PoderExplorar
El despertar del Poder.png
Información
Anterior "Memorias de una Guerra"
Número Burijji: Saihen Capítulo #5
Saga El Principio del Fin

Han pasado más de tres semanas desde que Eiji abandonó al grupo de ataque de las tropas de la rama principal de Clan Otsutsuki. Desde entonces se han ido reportando múltiples ataques a zonas militares y civiles de los secundarios. El Jefe de Guerra decidió enviar una grupo de búsqueda en la primera semana, y luego de eso, no se supo más de aquellas personas, ni un reporte, ni una carta… nada. Todo indicaba que habían sido aniquilados por el “experimento fallido”.

Luna
28 de julio 657 a.n
22:03 UTM

Un mes y pocos días ya han pasado. Entre las víctimas de Eiji Otsutsuki ya han alcanzado un porcentaje del 73% de los miembros de la rama secundaria, la cual parecía extinguirse conforme pasaban los días. Entre la semana que pasó, los altos mandos secundarios habían optado por la rendición y fue enviada una carta formal con el asistente mano derecha del “patriarca” de la rama. Esto fue sorpresivo al principio, pero luego comprendieron la situación por la que atravesaban quienes habían sido antes sus camaradas. El patriarca de los principales y el Jefe de Guerra aceptaron la rendición y propusieron a una reunión entre las tropas principales para hablar diplomáticamente la opción de una alianza temporal para detener a la gran amenaza que habían creado.

Dicha reunión estaba pactada en tres días, tres días que pasaron rápidamente. En medio de lo que antes había sido el campo de batalla se encontraban por la izquierda toda una línea de centenares de shinobis pertenecientes a la rama principal, con banderas, el buque detrás de ellos que señalaba formalidad, y en delante de ellos, la tropa líder, encabezada por el Jefe de Guerra; Del mismo modo, pero al lado derecho, los de la rama secundaria. Había pasado mucho tiempo desde que ambos ejércitos no estaban reunidos, sin asesinarse unos a otros… O eso es lo que pensaban…

Los dos capitanes, el llamado “Jefe de Guerra” y un anciano terco llamado Seisaku, se dirigen hacia un punto medio en el cual se saludarían formalmente indicando seguridad entre ambos bandos. Sin embargo, el que parecía ser un anciano se transformó en un muchacho lleno de vitalidad y con una mirada que demostraba sed de sangre: se trataba de Genzo Otsutsuki, un joven de 26 años que fue llamado prodigio entre los más veteranos en la rama secundaria. Este joven aprovechó la guardia baja del Jefe de Guerra para apuñalarse con un kunai de forma extraña directamente en el corazón. Tras esto, el verdadero Seisaku salió de su escondite y ordenó el ataque, comenzando una batalla que duró pocos minutos, pero que pareció una eternidad para quienes luchaban por su vida. El objetivo de los secundarios era simple: obtener posesión del buque de energía, solo así podrían detener a Eiji. Algo que la rama secundaria tenía claro era el hecho de que si alguien debía manipular el buque esos serían ellos, y que la rama principal debía ser aniquilada por crear un monstruo de cabello grisáceo.

Ustedes son las verdaderas bestias.


Luego del incidente con el buque de energía, la rama principal había desistido en apoyar a la rama secundaría. Su traición pudo preverse dada la naturaleza hostil de estos, pero la ingenuidad fue la que mandó al infierno al Jefe de Guerra y a sus hombres. Por su parte, los secundarios no tenían tiempo para relajarse. Con la última victoria y el buque conseguido una gran cantidad de oportunidades aparecían frente a ellos; Sin embargo, no cometerían el mismo error que sus oponentes al entregarle un poder tan grande a una sola persona.

Ahora tienen un solo objetivo, dar muerte al joven demonio que estaba acabando con todo lo que se le encontraba por medio. Es por esto que al viejo Seisaku se le ocurrió reunir a una gran cantidad de personas en una misma zona; Esto atraería a Eiji y sin desaprovechar la ocasión le atacarían con todos los recursos que fueran necesarios. Estos preparativos estaban listos en tan solo mediodía, y tal como tenían previsto, Eiji se acercó al sentir un gran número de chakras.

—¡¿Qué demon…!—pensó Eiji al ver como un par de centenares de hombres se formaban frente a él. Para su sorpresa, un grupo empujaba al buque de energía para posicionarlo detrás de las tropas.

—¡Activate, Tenseigan!—gritó uno de los soldados, lo cual desencadenó una ráfaga de rayos que provenían de la punta del buque. Estos rayos causaban unas grandes explosiones cada vez que impactaron contra algo. Eiji había sido precavido y había esquivado los ataques al infundir sus piernas con chakra del Modo Chakra de Tenseigan por lo que pudo realizar saltos bastante largos. De no ser por esto, hubiese sido carbonizado fácilmente.

A esta ráfaga le siguieron otras, y otras. Mientras, Eiji se preguntaba en su mente como podría ser que la rama secundaria tuviese en su poder el buque de energía. La respuesta para él era simple: se lo robaron o formaron una alianza con la rama principal; De cualquier forma, el joven Otsutsuki debía ir a confirmarlo, por lo que en el último impulso que tomó, saltó en dirección hacia donde se encontraba la base general de los principales.

—¡Intenta escapar! ¡Deténganlo!—exclamó el viejo Seisaku. A este grito le siguió la repentina aparición de Genzo Otsutsuki, quien había aprovechado la guardia baja de Eiji para asestarle una patada que lo mandó a estrellarse contra el suelo. Con el peliblanco intentando reponerse, Seisaku quería aprovechar el momento para rematarle, por lo que se disponía a levantar su brazo para indicar la órden de activación del buque cuando una esfera teledirigida de Eiji le atravesó, dejándole inconsciente.

Un segundo al mando completa la órden de ataque, pero para entonces, Eiji había desaparecido de su rango de ataque. —¿Escapó?—quería preguntarse, cuando el peliblanco apareció detrás de él, a gran velocidad, y con su espada lo cortó por la mitad. Tras esto, Eiji procedió en clavar su espada en el cuerpo de Seisaku, para matarlo, y lo mismo planeaba hacer con los demás: un ataque rápido y efectivo para acabar con el mayor número posible antes de que puedan reaccionar y contraatacar. En un intento desesperado por detener a Eiji, Genzo se pone en medio y recibe un corte en el pecho, pero esto no le detuvo a la hora de liberar un fuerte contraataque que nivelaba la balanza entre ellos.

La disputa había pasado de un 1 contra 100, a un 1 contra 1. Eiji y Genzo habían sido llamados prodigios en tiempos pasados, y ahora chocaban cara a cara. El joven peliblanco tenía al Tenseigan de su parte, pero su inexperiencia con él le restaba ventaja; Genzo, en cambio, podía usar jutsus de fuego y rayo.

—¡Quítate, me estorbas!— gritó el peliblanco, a lo que su contrincante respondió con una mirada burlona continuada por una simple negativa: No.

En ese instante, nubes grises se reunieron justo encima del ejército y Eiji. Relámpagos podía verse entre ellas, lo que denotaba la fuerte carga eléctrica; Genzo sonreía mientras en su palma derecha se formaba una espada a partir de su chakra, tras esto, Genzo mira a Eiji y le invita a desenvainar su espada.

Eiji prepara su espada pero no toma una posición de batalla, siendo que subestimaba a su oponente; Para su sorpresa, Genzo se había acercado en un abrir y cerrar de ojos, a una velocidad que no había mostrado antes, y con el impulso ataca con la espada de chakra a un Eiji que, a pesar de haberse cubierto a tiempo, es enviado hacia atrás. A continuación, un sin fin de ataques de espada abalanzaron al joven peliblanco, que se defendía como podía, pero se podía notar como su defensa iba cayendo conforme pasaban los segundos. —¡Es hora de acabar con esto!— dijo Genzo y levantó su espada de chakra al cielo, para que entonces un rayo cayera en ella y la infundiese de energía eléctrica.

Pronto, los rayos rodearon a Genzo y este con su otra mano comenzó a realizar sellos manuales que formaron una segunda espada hecha solamente de la energía de los rayos que le rodeaban. Eiji se sorprendió al ver tal acto, pero tuvo que salir rápido de su asombro ya que en tan solo un parpadeo Genzo se había colocado delante de él, con las dos espadas de frente. Como si fuese acto reflejo, Eiji se cubrió con Excálibur, pero la brutalidad de la embestida del oponente mandó hacia atrás al joven peliblanco, que no dudó en contraatacar rápido y chocó nuevamente a Genzo. Tras unos golpes, Eiji vio la oportunidad y le asestó a su rival una patada que lo enterró en el suelo.

Mientras tanto, entre la multitud expectante, un trío de personas, que vestían capas negras cubriendo todo su cuerpo y casi la totalidad de su rostro, se había colocado en frente de todos. Eiji salió de entre el polvo, victorioso por lo que aparentaba el panorama y se encontró a los tres hombres de capa negra. Estos se colocaron estratégicamente delante, a la izquierda y a la derecha de Eiji, quien miraba amenazante al que tenía en frente; Justo en ese momento sintió el chakra de Genzo nuevamente: Antes de que Eiji pudiese voltear, Genzo salió de la tierra y la espada de rayo que tenía en su mano tomó nuevamente la forma de rayo y le dio de lleno al peliblanco en la espalda, causándole parálisis temporal, dada la corriente en su cuerpo. Esto les dio tiempo suficiente al trío, quienes en conjunto realizaron un jutsu de colaboración. Un resplandor blanco se podía ver desde lo lejos, y la batalla había terminado. El portador del Tenseigan había sido derrotado al fin, lo habían convertido en una estatua.

Tras ello, los Otsutsuki colocaron la estatua en un santuario escondido y colocaron un sello para que nadie pudiese encontrarlo. Sin embargo… Varios miles de años después, un viejo ciego, llamado “el último”, con la última de sus fuerzas exploró una vieja caverna de la luna. En eso encontró el sello y se deshizo de él con algo de facilidad, debido a sus conocimientos. Encontró la estatua de Eiji y por curiosidad, o alguna otra explicación desconocida, introdujo en ella el poco chakra que le quedaba, para luego morir.

El portador del Tenseigan ha despertado.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.